lunes, 30 de marzo de 2015

Y la besé...






Y le cogí la mano...
                          La miré a los ojos...
                                                       y la besé...


Desde entonces, siempre supe que sería mía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario