sábado, 11 de abril de 2015

Te extraño en silencio




Te extraño en silencio, buceando en mi mente intentando que los buenos momentos juntos alivien la pesada tristeza que se aloja en mi pecho. Pero no es suficiente. Nunca lo es si se trata de tí, de mí, de nosotros. 
Me parece sorprendente lo necesario que eres para mí. La habitación me aplasta, me aprisiona, me deja en un estado de inquietud y desasosiego cuando no tengo tu presencia. Vivo los días necesitada de esa compañía que sólo tú me puedes dar y que le da sentido a todo. 

Mi alma te busca, busca su otra mitad, el aliento que la hace brillar; 
Mi corazón late apesadumbrado, 
esperando reencontrarse con su réplica, 
ésa que le hace acelerar
y avivar su ritmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario